Los temas económicos han quedado aparcados

Las conversaciones están fijadas en cómo ha de ser el marco negociador tras la investidura: largo, profundo. En este nuevo esquema, ERC conseguiría que los presidentes solo llegasen al final para rubricar los acuerdos previos. Es decir, habría gobiernos, pero se sacaría a Quim Torra de la ecuación

ºC

ºC